Los Sanpatricios. El ‘Pensador’

sociales
Los Sanpatricios. El ‘Pensador’

El sábado 17 de marzo se celebró en todo el mundo el Día de San Patricio, patrón de Irlanda. A lo largo de su historia, México e Irlanda son países que han estado vinculados, sobre todo, por su gente. Algunos de los hijos de Irlanda, nación invadida por los ingleses en múltiples ocasiones, llegaron para vivir entre nosotros, escapando de la intolerancia religiosa. La fe católica irlandesa era la enemiga natural de los nuevos credos anglos.

Precisamente de entre esos irlandeses perseguidos, una familia pidió permiso para establecerse en la jurisdicción de la villa de Santiago del Saltillo durante el siglo XVII. Se trataba de la familia “O´Davis”, que tras establecerse en la región y enlazar con las demás familias españolas, castellanizó su apellido a “Udave”. De ahí que en la sierra de Arteaga, haya todavía familias de este apellido, con individuos pelirrojos y pecosos.

Ya en el primer tercio del siglo XIX, otro personaje de origen irlandés, transformó la historia de México. Se trata de don Juan O´Donojú (O´Donahue) quien llegó a la Nueva España en 1821 con el cargo de “Jefe Político”, es decir, equivalente al de virrey, en una época en que estaba vigente la liberal Constitución de Cádiz.

Fue este personaje de grata memoria, don Juan O´Donojú, quien el 24 de agosto de 1821, firmó, en nombre de España, el reconocimiento de la independencia mexicana. Fue por sus órdenes que lo que quedaba del ejército español en México, se embarcó en Veracruz. Los mexicanos de 1821 no le pidieron permiso a España para vivir libres; simplemente, lo decidieron por sí mismos, como mayores de edad. Eso es precisamente la idea del Acta de Independencia del 28 de septiembre de 1821, firmada por O´Donojú.

Otros irlandeses vinculados a México, son los que integraban el “Batallón de San Patricio”. Este cuerpo se formó durante la guerra de agresión entre los Estados Unidos y México, cuando muchos de los soldados irlandeses que venían como tropas invasoras, se cambiaron al bando mexicano.

Muchas fueron las razones. En la década de los 1840´s, Irlanda experimentaba una terrible hambruna originada por una enfermedad de las papas o patatas. Muchos irlandeses emigraron a los Estados Unidos para poder sobrevivir, pero los estadounidenses anglosajones los reclutaron para traerlos como carne de cañón contra los mexicanos.

Los irlandeses se identificaron de inmediato con sus correligionarios católicos mexicanos, y no influyó poco el hecho de que los colores de las banderas de Irlanda y México fueran los mismos. Por otra parte, los irlandeses odiaban a los ingleses por la terrible opresión que habían llevado a la verde Erín. La agresión contra México parecía un nuevo capítulo de esa vieja historia.

Los “San Patricios” pelearon del lado mexicano, y con gran fiereza, en las batallas de Monterrey, en la de la Angostura, al sur de Saltillo, capital de nuestra entidad federativa, y en la batalla de Churubusco. En la Angostura diezmaron a un batallón estadounidense y le capturaron dos cañones, hechos por los cuales algunos de sus miembros recibieron la Cruz de Honor de la Angostura.

Muchos de estos irlandeses fueron capturados en la ciudad de México, y los estadounidenses ejecutaron contra ellos terribles venganzas, desde los azotes y la marca con hierro candente, hasta la horca. Otros sobrevivieron y se casaron con mexicanas, estableciendo familias en su nueva patria, o bien, se esfumaron del mundo de la historia. Entre ellos es bien conocido John Riley, un oficial de este cuerpo que permaneció en México y murió en Veracruz.

Ahora hablemos sobre el origen del “Pensador” de la Alameda Zaragoza. Para muchos laguneros, se trata solamente una escultura sin identidad, que se encuentra colocada sobre la fuente que se ubica en la Alameda, en el cruce de la calle González Ortega y avenida Morelos de Torreón. Durante mucho tiempo ha sido punto de referencia para algunos festejos, como la celebración de los triunfos del equipo local de futbol, el Santos Laguna, o bien como lugar de mítines y conciertos, o punto de reunión para manifestaciones, desfiles y “pedaleadas”. Todo mundo en Torreón sabe dónde está el “Pensador”, pero casi nadie sabe a quién representa.

Muchos han caído en cierta confusión, atribuyendo la escultura original a Rodin, porque el artista de este nombre esculpió una obra homónima, de la que nos interesa dar mayor referencia. El escultor que realizó el original del cual es copia nuestro “pensador” no fue Rodin, sino Miguel Ángel Buonarroti, quien la realizó para la tumba de los Medici.

La persona representada en la escultura es Lorenzo II de Médici, nieto que fue de “Lorenzo el Magnífico”. La tumba y la escultura se encuentran en la Capilla de los Médici, en la Basílica de San Lorenzo, en Florencia.

Este “Lorenzo pensador” inmortalizado por Miguel Ángel fue uno de los miembros menos relevantes de la notable dinastía florentina, al punto que de él se decía que había heredado los vicios de la familia, mas no la genialidad. Era sobrino del papa León X, quien despojó al duque de Urbino de sus dominios hereditarios para dárselos a Lorenzo, a quien le confirió los títulos de duque y de general de los ejércitos pontificios.

En 1518, el pontífice y tío de Lorenzo lo casó con una condesa francesa, Magdalena de la Tour Auvergne, con quien engendró a la célebre Catalina de Médici, reina de los franceses, consorte de Enrique II, y madre de los reyes Francisco II, Carlos IX y Enrique III.

La fuente y la estatua del “pensador” de la Alameda Zaragoza, fueron construidas durante la gestión de don Nazario Ortiz Garza como presidente municipal de Torreón. Todos los trabajos de “hermoseamiento” de la alameda, fueron terminados en 1928, durante la segunda gestión de dicho alcalde.

Los trabajos de embellecimiento incluyeron una balaustrada de cemento coronada de jarrones, la cual rodeaba todo el perímetro del parque, y que ya no existe; los arbotantes con globos de vidrio; los camellones a los cuatro costados de la alameda y la pavimentación de las avenidas y calles que llegaban (y llegan) hasta ella; la elevación de los andadores interiores, que anteriormente estaban a menor nivel que los prados, y se inundaban; fuentecillas alrededor del kiosco, algunas esculturas, la fuente donada por el señor Aurelio Anaya, que se encontraba en el ángulo suroeste del parque; el lago “Coahuila” con las bombas eléctricas que servían para mover el agua hacia la fuente y para el riego de árboles y prados.

La monumental fuente del pensador, con sus juegos de agua y de luces, fue construida como remate y cabecera del entonces llamado “boulevard Morelos”, el cual se extendía desde el centro de la Alameda sobre la calle González Ortega, hasta la calle Múzquiz, donde existía un obelisco. En todos los cruces de esta avenida con las calles, había jarrones o esculturas alegóricas. Este boulevard constituyó uno de los proyectos más queridos de don Nazario Ortiz Garza, desde su primera gestión como alcalde de Torreón.

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/722362.los-sanpatricios-el-pensador.html

Read More!
Los Sanpatricios. El ‘Pensador’

'Pensador' Sanpatricios.



Recent Posts

Comment for Los Sanpatricios. El ‘Pensador’



WP Theme & Icons by N.Design Studio
Entries RSS Log in